Se ofrecen en supermercados, cafeterías, hoteles y hasta en aerolíneas internacionales. Son productos ecuatorianos que no solo ocupan perchas nacionales, sino también extranjeras.

 

undefined

 

Allá destacan por su calidad y satisfacen nichos de mercado, según el Instituto de Promoción de Exportaciones e Importaciones (Pro Ecuador), que promueve la inserción de marcas locales en el exterior.

Dos ejemplos recientes son un café y un chocolate, que se ganaron a paladares foráneos.

El café lo produce la finca La Rafaela, en la parroquia Cahuasquí (Imbabura), y próximamente lo venderá la empresa PT’s Coffee Roasting, con sede en Kansas, Estados Unidos.

Esta ya anuncia en su página web que sus cafeterías ofrecerán este grano, que describe con “aroma a chocolate” y “cuerpo cremoso”.

La dueña de la finca, Rosa Cotacachi, confirma que el importador ya cató el producto y que hay una negociación para definir detalles como la cantidad.

Ella explica que su propiedad es pequeña, de una hectárea, y que aún no se cumple un año desde que empezó a plantar café. Sin embargo, remarca que nunca le interesó sembrar en cantidad, sino en calidad.

Por otra parte, un chocolate ecuatoriano se diferencia de otros en las perchas de dos supermercados de España: El Corte Inglés e Hipercor.

Desde diciembre pasado la marca Pacari, originaria de Quito, se exhibe en 40 locales de distintas ciudades españolas, según Pro Ecuador.

Vende barras de este dulce, que clasifica como orgánico por el proceso de producción del cacao que utiliza.

Más tiempo en el mercado internacional mantiene una presentación de brócoli que gustó a los árabes. Durante el 2015, la empresa Nova, cuya fábrica está en el sector de Lasso (Cotopaxi), fue la proveedora exclusiva del vegetal para la aerolínea Emirates, con sede en Dubái, Emiratos Árabes.

Hasta allá lo exporta en un sistema de congelamiento que conserva el tejido hasta por dos años, explica el presidente de la firma, Xavier Hervas.

Él destaca que la aerolínea solo sirve brócoli ecuatoriano en sus vuelos. E informa que los “buenos resultados” del primer año permitieron su renovación para este 2016.

Los ejemplos antes citados son considerados como “casos de éxito” para Pro Ecuador, así como lo son los chicles de Confiteca (se venden en Guatemala), las salsas Don Joaquín (Chile), la grifería de Edesa (Bolivia), entre otros.

Su director ejecutivo, Víctor Jurado, explica que, pese a la diversidad de productos, tienen en común “altísimos estándares de calidad” que los colocan en “segmentos gourmet” de ciertos nichos de mercado.